Tips Colanta

Tips para un día inolvidable de amor y amistad

Está claro que la estabilidad del matrimonio y la vitalidad de esa relación, hacen parte de las condiciones ideales para la vida familiar, incluyendo el desarrollo armónico de los niños. Según esto deberíamos aprovechar cada ocasión que tengamos para estimular ese sentimiento que nos une a nuestra pareja y el mes de septiembre nos trae una de esas grandes oportunidades que tenemos para reconquistarla haciendo algo fuera de lo cotidiano o mejor dicho, compartiendo algo especial que valga la pena recordar después.

Seguir leyendo

¿Cómo hacer leche espumosa?

86519046_XS

Ya sea descremada, con 2 por ciento de grasa o con crema, la leche espumosa constituye un buen acompañamiento para las bebidas calientes como el capuccino, el té o el chocolate caliente. El beneficio de vaporizar la leche tú mismo es que puedes lograr la temperatura y la densidad de espuma que prefieras. Este proceso requiere práctica y es importante seguir los pasos adecuados para lograr una leche espumosa y dulce en lugar de leche hervida que sabe a quemado.

Seguir leyendo

5 recetas para saber de memoria

huevotocino

Vivimos en un mundo donde un blog de cocina nace cada vez que suena un temporizador y cada vez que un aspirante a chef tiene millones de recetas a su alcance. Llámanos antiguos, pero nosotros creemos que la marca de una buena comida hogareña implica tener recetas estables que puedas hacer de memoria, sin instrucciones. Pocas medidas, simplemente un conocimiento clásico que ha pasado de generación en generación. Si eres un novato, toma nota. Si te consideras un chef, es momento de ponerte a prueba.

Seguir leyendo

Algunos tips prácticos

El Guiso menos salado

Si el guisado de carne o pollo ha quedado salado, lo mejor es añadir un vasito de Leche COLANTA® fría y una papa en rodajas y remover.

Seguir leyendo

Tips para cocinar vegetales

  • Cuando vayas a cocinar verduras y hortalizas, usa la mínima cantidad de agua posible, sólo utiliza aquella que sea necesaria para que el proceso se pueda realizar correctamente.
  • Añade los vegetales cuando el agua este hirviendo y tapa siempre el recipiente.
  • No excedas los tiempos de cocción. Es preferible siempre que los productos estén cocinados “al dente” (cocida por fuera y algo cruda por dentro); ¡Ojo! tampoco es aconsejable que estén poco cocinados, ya que podrían ser difíciles de digerir.
  • Una vez terminado el proceso de cocción, saca los vegetales del agua y pásalos a otro recipiente con agua fría. De esta forma se detendrá rápidamente la cocción y los alimentos te quedarán en su punto.
  • Procura no recalentar los platos una vez hayan sido cocinados, ya que con cada nuevo calentamiento pierden más propiedades. Es preferible preparar sólo aquella cantidad que vayas a consumir en cada momento.
Seguir leyendo